LA BANDA GASTRICA INTEGRATIVA® NO ES UNA DIETA

Por la poca información que el público en general suele tener sobre el método hipnótico, frecuentemente es considerado como algo mágico. Sin embargo, es una técnica practicada por profesionales sanitarios (médicos, psicólogos, psiquiatras…), cada vez está más generalizada y se practica más.

Aunque todo esto suena realmente bien, no está garantizado. Del mismo modo, los médicos no pueden garantizar nada, pero este programa está demostrando ser muy exitoso.

Adelgazar con la ayuda de la hipnosis no se puede considerar un tratamiento milagroso, no perderemos peso por arte de magia, pero seremos capaces de ir reduciéndolo a un ritmo normal y saludable y de una manera fácil, y sin sufrimientos.
Se trata de conseguir comer de forma saludable, sin ansiedad ni molestias, aportando a nuestro organismo los nutrientes necesarios para nuestro día a día y manteniéndonos en el peso deseado.

Por lo general, las dietas nos prohíben comer cierto tipo de alimentos, como dulces y grasas. Al convertirse en “alimentos prohibidos”, lo único que conseguimos es obsesionarnos con ellos, nos creamos una necesidad que en realidad no tenemos. Esto nos produce ansiedad y, muchas veces, acabamos por rendirnos. Finalmente, perderemos la motivación y los objetivos. Con ayuda de la hipnosis esto no sucederá, ya que ni sufres ansiedad ni perderás la motivación, no perderás el entusiasmo del primer día.

Una vez que hemos alcanzado nuestro peso ideal, la tarea de mantenernos en él, a veces puede resultar algo dura. Aunque perder peso mediante hipnosis no es difícil, por eso a veces puede ser necesario un mantenimiento. Esas sesiones de mantenimiento serán las que nos ayuden a mantenernos en nuestro peso ideal, eliminando el “efecto yo-yo” de muchas dietas.

Es importante recordar que nuestra alimentación siempre deberá ser equilibrada y saludable para que nos aporte todos los nutrientes necesarios para estar saludables, sin que por ello nuestro peso se vea alterado.